Rusia: El Parlamento aprueba una ley contra la propaganda LGBTIQ+

La Cámara baja del Parlamento ruso aprobó hoy por unanimidad enmiendas que amplían considerablemente el alcance de una ley que prohíbe la "propaganda" LGBTIQ+, en medio de un giro conservador del Gobierno ruso que acompaña la ofensiva militar en Ucrania.

"La promoción de las relaciones sexuales no tradicionales está prohibida", dijo el jefe de la Cámara baja del Parlamento, o Duma, Viacheslav Volodin, en un comunicado.

"Esta solución protegerá a nuestros hijos y al futuro de este país de la oscuridad difundida por Estados Unidos y los países europeos", prosiguió.

"Las multas ascienden a 10 millones de rublos" (unos 160.000 euros) para los infractores", añadió.

Esta nueva ley es una versión ampliada de un texto de 2013 que prohíbe la "propaganda" LGTB+ hacia los menores.

Ahora, con las enmiendas aprobadas, prohíbe también "promover relaciones sexuales no tradicionales" entre todos los públicos, en los medios de comunicación, en Internet, en libros y películas, informó la agencia de noticias AFP.

Este amplio ámbito de aplicación, así como la amplia interpretación permitida por el vago concepto de "promoción", hacen temer una mayor represión de las comunidades LGBTIQ+ en Rusia, que ya son objeto de una fuerte discriminación.

Para que el texto se convierta en ley, aún debe ser validado por la Cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Federación, y firmado por el presidente Vladimir Putin, que son trámites formales.

La aprobación de esta nueva ley, que fue criticada por Estados Unidos, se produce tras años de represión contra las comunidades LGBTIQ+.

El Kremlin se dice defensor de los valores "tradicionales" frente a un Occidente que se presenta como decadente.

Funcionarios de alto rango han presentado esta ley como un acto de defensa en la guerra ideológica contra Occidente, en un momento en que las tropas de Moscú luchan en Ucrania.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, alertó hoy que el endurecimiento de la legislación rusa anti-LGBTIQ+ supone un "duro golpe" para los derechos humanos de las personas que conforman dicha comunidad.

"La reforma de la ley rusa que prohíbe la información sobre cuestiones LGTBI constituye un nuevo golpe contra la libertad de expresión y los derechos humanos de estas personas en Rusia", dijo Blinken en Twitter.

El jefe de la diplomacia estadounidense pidió a los diputados rusos que retiren la ley y aboguen por "respetar los derechos humanos y la dignidad de todos".

back to top