El jueves llega a la TV la esperada serie "El marginal", protagonizada por Juan Minujín

Llegó la hora para “El Marginal”: tras varias postergaciones en su fecha de estreno, premios internacionales e incluso la promesa de una segunda temporada producida por Netflix (¡sin ningún episodio emitido!) la serie de los hermanos Ortega ambientada en la ex cárcel de Caseros se estrena el jueves a las 22.30 por la TV Pública.

Se trata de una ficción con la que Underground volverá a visitar el universo carcelario que tanto éxito le brindó con “Tumberos”, y a la que Juan Minujín, su protagonista, califica como “capaz de mostrar ciertas cuestiones no evidentes de la realidad, como los estratos sociales que existen dentro de los penales”,

“Pastor, mi personaje, es un ex cana dotado de mucha innobleza, un ser callado, opaco, sin nada que perder, alejado de la construcción de un héroe clásico, todo el tiempo está pretendiendo ser otro, más que un infiltrado dentro de un penal, un ser arrojado a un universo extraño, donde debe ser y comportarse como alguien diferente para sobrevivir”, detalla el hijo de la reconocida artista pop.

La primera temporada de la serie consta de 30 capítulos de media hora, dirigidos por Luis Ortega, Javier Pérez y Alejandro Ciancio, con un elenco integrado además por Martina Gusmán, Carlos Portaluppi, Gerardo Romano y Cristina Banegas, en los que se narran las tribulaciones de los presos y el mundo jurídico policial que los rodea en un lenguaje crudo y a ritmo vertiginoso.

“El marginal” obtuvo el Gran Premio del Jurado del Festival Series Manía en París, y los rumores insisten en que habrá una segunda temporada, alentada por el servicio de streaming Netflix.

Un éxito empujado por su protagonista: los trabajos de Minujín llevan la “organicidad” como marca, no importa lo que encarne. Fue estatua viviente por las calles y deslumbró en “Hermosura”, el show de El Descueve, grupo de danza-teatro que dejó su impronta en la escena local, mucho más allá del under y los ‘90.

Su creación de un italiano seductor para aquel espectáculo llegó a la pantalla chica y Minujín lo continuó en el programa “Arde Troya”, conducido por Martías Martín, con guiones de su autoría.

De varios roles en el cine, en los últimos años se ha convertido en un actor fetiche para Underground. En la comedia “Viuda e hijos del rock and roll”, su último protagónico televisivo, le puso el cuerpo a un polista, padre de familia tradicional que se asomaba a su deseo por otros hombres en clave de humor.

ENCARNAR A PASTOR

“Estoy agradecido con la productora de poder explorar un arco artístico muy amplio, pasar de una comedia como “Viudas…” a un policial para interpretar a un ser tan metido para adentro. Ahora estoy grabando la adaptación local de la sitcom estadoundiense “Mad about you” (“Loco por vos”), una comedia blanca sobre una pareja de recién casados quienes inician su convivencia, opuesta a ‘El marginal’. Son dos lindos proyectos que me interesaron más allá de todo”, afirma el versátil actor.

Minujín revela cómo fue elegido para el papel en la serie de la TVP: “El guión no me llegó, fui a buscarlo, ni bien me enteré de la existencia de una serie escrita por Caetano (Adrián), pedí leer los libros y me atraparon, aunque en un principio Diego Peretti iba a protagonizarla, no pudo y acá estoy”, cuenta el intérprete, que describe su personaje como “un ex cana exonerado de la fuerza, preso en un penal de policías por una situación que luego se revelará, a quien obligan a intercambiar su posible libertad si logra rescatar a la hija secuestrada de un juez corrupto, un ser arrojado a un mundo totalmente distinto al suyo. Una de las cualidades más interesantes de la serie es que muestra los estratos sociales que existen dentro de la cárcel, una suerte de réplica de estamentos que existen en la calle. Pastor, mi personaje, cae a un lugar al cual los mismos internos llama ‘la villa’, un espacio que no está dentro de ningún pabellón, sino que es una ranchada situada en un patio, el exilio de los presos no aceptados en ningún otro pabellón”.

Para preparar el rol, Minujín se entrevistó con varios policías “hasta que finalmente encontré uno que tenía una perfil más acorde a lo que yo necesitaba, lo vi varias veces y quedé en contacto por teléfono. Incluso llegué a llamarlo antes del rodaje de una escena para preguntarle: ‘Si vos tuvieras que referirte a esto, ¿cómo lo nombrarías, cómo lo dirías?’”.

Así, consiguió encarnar a un Pastor desde el detalle, ya que, contrario a lo que ocurre en la televisión actual, su personaje casi no habla.

Al respecto, cuenta Minujín que “resulta arduo retratar a alguien bastante inexpresivo, escena por escena y en cada plano, como actor y más en en el lenguaje televisivo tenés la tentación de expresar, sacar afuera los sentimientos, esa es la dinámica buscada generalmente por las producciones de TV. Acá es casi como si me atara las manos, me hago esclavo de sus pocas palabras. Focalicé en el pensamiento, en poder traducirlo a la mirada."

back to top