Rúa, abogado de Amado Boudou: "Pedimos la indagatoria para Carrió para que le pregunten de dónde sacó las escuchas que sabemos que eran ilegales"

Alejandro Rúa, abogado de Amado Boudou, se refirió al pedido de indagatoria a Elisa Carrió: "Pedimos la indagatoria para Carrió para que le pregunten de dónde sacó las escuchas que sabemos que eran ilegales",  "Nosotros somos abogados de varios de los espiados y junto a Graciana Peñafort también víctimas, porque nos espiaban a nosotros" y "Ya está definido que las escuchas a los presos eran ilegales".

En declaraciones a El Destape Radio, el letrado aseguró: "Los directivos de la AFI ya están imputados por las escuchas ilegales y por haber filtrado esas escuchas para darle cobertura a la banda de D'Alessio", "Hay que vincular la investigación en Dolores sobre D'Alessio con la de Lomas de Zamora", "El mismo día del allanamiento de D'Alessio se generaba la filtración de las escuchas para hacer mella en esa investigación" y "Querían mostrar a la opinión pública que el caso D'Alessio se gestó desde la cárcel".

En ese sentido, afirmó: "Las transcripciones le llegan a Elisa Carrió el día después del allanamiento a D'Alessio", "El allanamiento a D'Alessio fue el 6 de febrero de 2017. El mismo día la AFI retira los Cds de con las transcripciones de los los presos y se los entrega a Carrió", "Pasaron 24 horas desde que la AFI retiró las transcripciones hasta que llegaron a Elisa Carrió. Y también le llegaron a Stornelli" y "Carrió dijo que iba a reservar la fuente como si ella pudiera preservarla".

Asimismo, Rúa remarcó: "Generaron una causa con Bonadio para difundir las conversaciones privadas de presos e instalar que lo que pasaba en Dolores era irregular", "Le tienen que explicar a Carrió que no tiene la posibilidad de preservar ninguna fuente", "Las transcripciones de los presos no fueron ordenadas por ningún juez ni llevadas a ningún expediente judicial" y "Carrió puede negarse a declarar pero no decir que preserva fuente".

Además, el abogado dijo: "Entendemos que Elisa Carrió fue parte de la misma operación de inteligencia que se hizo desde la oficina de jurídicos de la AFI", "No hay forma de grabar legalmente las conversaciones de un preso con su abogado. Con confidenciales. O sea que eran absolutamente ilegales" y "La filtración de las escuchas a los presos fue parte de la operación de espionaje".

back to top