Graciana Peñafort: "No pueden compartir juicio un fiscal y un juez que tienen una relación cercana"

La Directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, aclaró hoy que "no pueden compartir juicio un fiscal y un juez que tienen una relación cercana" porque el deber de "uno es controlar al otro", en referencia a la causa de Vialidad.

"No pueden compartir juicio un fiscal y un juez que tienen una relación cercana. Uno tiene que controlar al otro. El problema no es que sean amigos, sino que el deber del fiscal (Diego) Luciani es controlar la actuación del juez (por Rodrigo Giménez Uriburu)", puntualizó esta mañana en diálogo con El Destape Radio.

El abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Carlos Beraldi, aseguró hoy que demostrará en su alegato final que las imputaciones a su defendida en la causa Vialidad "no son ciertas" y recusó a otro integrante del Tribunal Oral Federal 2, Jorge Gorini.

Además, sostuvo que la credibilidad del juicio por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015 quedó "herida de muerte" tras la denuncia de vínculos de amistad entre el fiscal Luciani y el juez del TOF2 Rodrigo Giménez Uriburu, un tema que quedó en el foco tras la difusión de las fotos de un partido de fútbol jugado por ambos en la quinta Los Abrojos del expresidente Mauricio Macri.

Beraldi también recusó al juez Gorini con el planteo de que mantuvo reuniones con integrantes de la gestión Cambiemos, en particular con la exministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Sobre ese punto, Peñafort remarcó en sus declaraciones radiales que "las causales de recusación no son solo el interés de las partes" sino que "tienen que ver con el debido proceso que es característico del Estado de Derecho".

"No pueden intervenir por la relación que tienen entre fiscal y juez. Ni siquiera hablo de Macri", insistió.

Asimismo, explicó que "aún si no hubiera relación con Macri, un fiscal y un juez que tienen una relación personal no pueden actuar en el mismo juicio".

"Si el tribunal rechaza las recusaciones, Cristina tiene que apelar ante (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky, los que visitaban a Macri. Y si estos la rechazan, tiene que ir a la Corte", explicó, al tiempo que lamentó que "el macrismo puso jugadores en todas las instancias del Poder Judicial".

En ese sentido, consideró que el tema "va a a terminar en un tremendo reclamo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)" y advirtió que "mientras se definen las recusaciones, el juicio sigue adelante", lo que podría derivar en que "Cristina cumpla la condena antes de que la CIDH se pronuncie".

"Hoy no importa lo que diga el Tribunal, la mitad del país no le va a creer", aseguró la abogada, y remarcó que si bien "los medios van a decir que la sentencia está bien, está mal" porque "no cumple con las reglas del Estado democrático".

back to top