Renunció el cuestionado fiscal de La Plata Fernando Cartasegna

El fiscal platense Fernando Cartasegna, a quien se le había iniciado un jury por diversos incumplimientos en la fiscalía de Trata y Pedofilia a su cargo, presentó la renuncia con fines jubilatorios y si es aceptada por el Poder Ejecutivo provincial el enjuiciamiento iniciado quedará sin efecto pero podrá ser indagado en la órbita penal, informaron fuentes judiciales.
“Fernando Ernesto Cartasegna vengo por la presente, luego de haberme desempeñado por casi 30 años en la justicia local, de los cuales los últimos 10 lo he hecho como agente fiscal a cargo simultáneamente de las fiscalías 4 y como fiscal referente del Departamento Judicial de La Plata de Delitos conexos a la Trata de Personas y Pedofilia y Pornografía Infantil en red, a presentar mi renuncia al cargo con fines jubilatorios”, precisó en el escrito de renuncia.

La renuncia fue presentada en la mesa de entradas de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, y será elevada al Ejecutivo para que evalúe si procede aceptarla o no, explicó una fuente de ese organismo.

El 24 de agosto último, la Secretaría Permanente de Enjuiciamiento de Magistrados de la provincia de Buenos Aires inició el proceso de jury al fiscal Cartasegna, por irregularidades y presuntos delitos cometidos en el ejercicio de su función al frente de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, informó el titular del organismo, Ulises Giménez.

De esta manera, quedó habilitado un mecanismo que podría culminar con la destitución de Cartasegna, mientras que, paralelamente, se aceptó iniciar el proceso de apartamiento solicitado por el procurador general, Julio Conte Grand.

A partir de ese inicio, la Secretaría Permanente contaba con 60 días para hacer el sumario, tras lo cual debería dar traslado a la parte denunciante para que ratifique la acusación y luego al denunciado para que en 30 días haga su descargo.

Cartasegna estuvo al frente de la UFI 4 platense hasta el 3 de mayo último, cuando fue licenciado por la Procuración luego de ser atacado en su despacho en lo que se sospechó que pudo ser una posible represalia por causas que investigaba.

Sin embargo, una auditoría realizada luego en su fiscalía detectó graves anormalidades en el funcionamiento de la dependencia, lo que motivó una denuncia penal ante el fiscal Alvaro Garganta que lo citó a prestar declaración indagatoria pero no se puede hacer efectiva hasta tanto sea destituido o renuncie al cargo.

back to top