El BNDG firmó un convenio con la Universidad Nacional de José C. Paz

El Banco Nacional de Datos Genéticos y la Universidad Nacional de José Clemente Paz firmaron un convenio para la colaboración en el desarrollo de herramientas informáticas para la búsqueda de personas desaparecidas. Con la representación de Mariana Herrera Piñero (Directora General técnica BNDG) y Darío Kusinsky (Rector de UNPAZ), este acuerdo busca aportar en la aplicación de nuevas técnicas que colaboren con la búsqueda de Abuelas de Plaza de Mayo.

El avance en las tecnologías de secuenciación permite la obtención de grandes volúmenes de información genética, y es por ello que se pueden realizar otro tipo de análisis que aportan mayor potencia estadística con los mismos integrantes del grupo familiar. Estos nuevos métodos permiten el incipiente desarrollo de una nueva disciplina conocida como genealogía forense.

La genealogía forense es una nueva área de la genética forense, que permite identificar familiares más distantes, a partir de fragmentos enteros del genoma compartidos entre personas, a diferencia de los marcadores genéticos utilizados en la actualidad. Este tipo de metodologías podrán ser utilizadas para brindar potencia estadística a grupos familiares que se encuentran incompletos, que conforman aproximadamente el 20% de las familias alojadas en la base de datos. Además, busca ser respuesta a una nueva pregunta que desde toda la sociedad y Abuelas de Plaza de Mayo se le vuelve a hacer a la ciencia: ¿Puede la sangre de las Abuelas ayudar a encontrar a les bisnietes?

El convenio firmado tendrá tres años de duración con una prórroga automática por otros tres años más, y buscará crear un modelo matemático que permita priorizar casos para agregar más información genética basado en la investigación preliminar; ampliar la capacidad de identificación de les nietes en familias complejas, con pocos familiares y bajo poder estadístico; e incorporar la posibilidad de identificación de un nieto o nieta ya fallecido a partir de su hija o hijo.

La búsqueda de Abuelas de Plaza de Mayo en trabajo conjunto con la ciencia argentina ha logrado la restitución de 130 nietas y nietos, pero aún falta mucho camino por recorrer. Por eso es importante seguir avanzando en estrategias que permitan a la ciencia y sus trabajadores un mayor compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia.

back to top