La Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado aprobó el proyecto de ley del Plan Argentina Innovadora 2030

El ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Daniel Filmus, defendió hoy el Proyecto de Ley que pone en marcha el Plan Nacional de Ciencia 2030 que el Poder Ejecutivo envió al Congreso de la Nación y que está siendo debatido a nivel de comisiones en la Cámara de Senadores.

“Si hay algo que no puede seguir políticas pendulares son la ciencia y la tecnología. Se trata de ciencias que necesitan de una política de Estado a mediano y largo plazo”, dijo Filmus.

El funcionario formuló estos conceptos en la reunión de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara alta, a la que asistió acompañado por el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia y Tecnología del ministerio, Diego Hurtado de Mendoza y por la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Ana María Franchi.

Filmus precisó que “si sumamos toda la inversión de América Latina en ciencia y tecnología no hacemos la inversión de Francia” y destacó que “competir en estas áreas implica una gran magnitud de recursos”.

Además, destacó que “la inversión pública sola no alcanza” y remarcó la idea de que la inversión pública sirva para “traccionar la inversión privada”.

En otro aspecto, consideró que el proyecto del Ejecutivo “tiene sentido que sea ley si lo hacemos por consenso”.

“La posibilidad de crecimiento en ciencia y tecnología está muy vinculada a que haya un Congreso que cuando se votan los presupuestos, controle que el gobierno cumpla con el envío del porcentaje de presupuesto para esa área”, puntualizó.

Filmus también reflexionó que la Ley de Financiamiento de Ciencia y Tecnología, que entró en vigencia este año, “es muy importante”.

“Es fundamental para nosotros tener los recursos, los objetivos y una decisión muy fuerte del parlamento nacional que debemos llevar a la práctica y cumplir con lo que la ley nos prescribe”, sentenció.

El proyecto fue abordado desde perspectivas integradoras como el trabajo y empleo, la federalización, la perspectiva de género, la internacionalización, y la sostenibilidad, presenta las misiones y las estrategias I+D+i para cada desafío, informó el Ministerio de Ciencia en un comunicado.

En este sentido también, incluye las Agendas Territoriales Integradoras de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI-CTI) de cada región (Centro, Cuyo, NEA, NOA, Metropolitana).

Traza diez desafíos nacionales para la próxima década, entre los que se encuentran: erradicar la pobreza y reducir la desigualdad y la vulnerabilidad socioambiental; impulsar la bioeconomía y la biotecnología para potenciar las producciones regionales, alcanzar la soberanía alimentaria.

También incluye contribuir al diseño de políticas para fortalecer la democracia y ampliar los derechos ciudadanos; construir una educación inclusiva y de calidad para el desarrollo nacional.

Además pretende lograr una salud accesible, equitativa y de calidad; desarrollar los sectores espacial, aeronáutico, de las telecomunicaciones y de la industria para la defensa; fortalecer la investigación marítima, la soberanía y el uso sostenible de los bienes del Mar Argentino.

También busca promover el desarrollo de la industria informática y de las tecnologías de la información para la innovación productiva y la inclusión digital; potenciar la transición al desarrollo sostenible, y fomentar y consolidar un sendero para la transición energética.

Algunos de los principales programas sobre los que se apoya el Plan son “Construir Ciencia”, orientado a la infraestructura; “Equipar Ciencia”, dirigido a dotar de equipamiento a los institutos un fondo de 100 millones de pesos por cada jurisdicción para proyectos estratégicos definidos por cada provincia.

El plan también aborda las Agendas Transversales que se orientan a la Promoción General del Conocimiento; Tecnologías Aplicadas a la I+D+i; Ciencias Sociales y Humanas para el Desarrollo; Ciudadanía y Cultura Científica; Sostenibilidad; Perspectiva de género.

back to top