Causa "Masacre de San Miguel del Monte": Un jurado popular declaró culpables a cuatro policías

Un jurado popular declaró culpables a cuatro policías por haber provocado lo que se denominó la "Masacre de San Miguel del Monte", en la que murieron cuatro jóvenes que chocaron con un auto cuando eran perseguidos a los tiros en mayo del 2019 en esa ciudad bonaerense.

Tras más de ocho horas de deliberación, los policías Rubén García y Leonardo Ecilapé fueron considerados por unanimidad de los 12 jurados populares coautores del delito de "homicidio agravado por el abuso de la función policial y por ser cometido mediante el empleo de arma de fuego" en perjuicio de Danilo Sansone (13), Camila López (13), Gonzalo Domínguez (14) y Aníbal Suárez (22), por lo que recibirán como pena la prisión perpetua.

En tanto, por mayoría de 10 de los miembros del jurado, los policías Manuel Monreal y Mariano Ibáñez fueron declarados culpables del delito de "tentativa de homicidio agravado por el abuso de la función policial y por ser cometido mediante el empleo de arma de fuego" de las mismas víctimas, que prevé una pena de entre 15 y 20 años de prisión.

Además, los cuatro policías de la provincia de Buenos Aires fueron considerados culpables de la "tentativa de homicidio agravado por su condición de miembros de una fuerza de seguridad" de Rocío Quagliarello, la única sobreviviente de la masacre que tenía 13 años al momento del hecho.

En el cierre de la jornada, la jueza Carolina Crispiani, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 4 (TOC) de La Plata. indicó que la audiencia de cesura, donde comunicará las penas de los cuatro policías, se realizará el próximo 2 de junio, mientras que los fundamentos de la sentencia se conocerán una semana después.

La lectura del veredicto -que fue transmitida en directo por el canal de YouTube de la Suprema Corte de Justicia Bonaerense- comenzó pasadas las 21.45 en la Sala A de los tribunales platenses con las palabras de apertura de la jueza Crispiani.

La sala de audiencias estuvo colmada por decenas de familiares de las víctimas y por la sobreviviente Rocío, quienes escucharon con lágrimas en los ojos y celebraron con abrazos y gritos los veredictos condenatorios.

"Siento mucho orgullo por el jurado. Tenía mucha fe, creía en la Justicia y así fue", dijo a Télam Susana Ríos, la madre de Gonzalo Domínguez, una de las víctimas.

A su lado, y a los gritos en medio de la sala de audiencias, Hugo Suárez, tío de Aníbal Suárez aseguró que su sobrino "no era ningún asesino. La Policía lo asesinó".

Mientras, Juan Carlos Sansone, padre de Danilo, abrazaba llorando a otro de sus hijos mientras le decía: "Hicimos todo hijo, tu mamá te necesita".

Por su parte, el fiscal del juicio, Mariano Sibuet señaló a esta agencia que "las víctimas necesitaban este acto de reparación".

"En lo personal, fue mucho tiempo de preparación de este debate. Tuve mucha interacción con la familia, he viajado a Monte en varias ocasiones. Los familiares me dieron una visión para entender lo que había pasado y me permitieron transmitírselo al jurado", contó el representante del Ministerio Público.

Afuera, en la puerta de los Tribunales ubicados en la calle 8 entre 56 y 57, de La Plata, permanecían más de un centenar de personas con bombos y carteles que decían "A los pibes los mató la policía" y "San Miguel del Monte pide justicia", que se abrazaron y gritaron con emoción el fallo.

Durante la jornada de ayer se realizaron los alegatos de clausura de las partes, en los cuales el fiscal Sibuet había pedido al jurado popular que considere "culpables" a Ecilapé, Monreal, Ibáñez y García, al señalar que "mostraron desprecio a las vidas de las víctimas" y que "cada uno de ellos hizo un aporte esencial" para provocar el desenlace fatal.

En la misma línea, los abogados querellantes que representan a las familias de las víctimas coincidieron en que lo sucedido la noche del 20 mayo del 2019 fue un "homicidio brutal" y una "matanza injustificada".

En sentido contrario, los defensores de los uniformados sostuvieron la inocencia de ellos, ya que endilgaron la responsabilidad de los hechos a Aníbal, conductor del vehículo en el que viajaban las víctimas y consideraron que los agentes actuaron "en cumplimiento de su deber" al intentar identificar a los jóvenes antes de la persecución.

Tras los alegatos, los policías tuvieron la oportunidad de decir sus palabras finales, en las que se disculparon con los familiares de Danilo, Camila, Aníbal y Gonzalo, les dieron su "más sentido pésame", aunque sostuvieron que no son asesinos.

La denominada "Masacre de Monte" ocurrió la madrugada del 20 de mayo de 2019, cuando efectivos de la comisaría local persiguieron a lo largo de la colectora de la ruta 3 a un Fiat 147 en el que viajaban cuatro adolescentes, tres de 13 años y uno de 14, junto a un joven de 22.

Los cinco chicos escuchaban música cuando los oficiales comenzaron a perseguirlos sin motivos y, de acuerdo con los registros de las cámaras de seguridad del municipio, a dispararles, lo que provocó que el auto en el que iban chocara contra el acoplado de un camión que estaba detenido en la ruta y cuatro de los cinco ocupantes murieran en el acto.(Télam)

back to top