Por la caída del precio internacional de la harina de soja, la bolsa de Rosario reduce la proyección de exportaciones

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó que por el recorte de precios internacionales de la harina de soja habrá una reducción en la proyección de exportaciones por unos US$ 3.300 millones, en un mercado en el que Estados Unidos y Brasil apuntalaron su molienda y China redujo su consumo.

El análisis sectorial de la BCR resaltó que "en lo que hace a volumen, la soja argentina se encuentra con lotes de suelos regulares a malos con estrés y perdiendo rinde en un momento crítico para el cultivo".

No obstante, a la espera de definición de rendimientos, las perspectivas de producción persisten por encima del desastre productivo que se vivió en la campaña pasada.

"Con expectativa de recuperación del cultivo, la harina de soja espera no sólo consolidarse como principal producto exportado por la República Argentina, sino también devolver a nuestro país a la posición de liderazgo como exportador mundial de esta harina proteica", se explicó.

En promedio, los últimos cinco años de los despachos al exterior de este producto representaron el 15% de las exportaciones nacionales totales.

Por otro lado, en precios, la dinámica del Complejo Soja en los mercados internacionales está lejos de ser promisoria.

Los precios FOB de exportación de la harina y pellets de soja argentina vienen con una marcada baja y del promedio de US$ 533/tn de junio a octubre de 2023, hoy se ubican apenas por encima de US$ 410/tn, un recorte cercano al 23%, y el nivel más bajo desde diciembre del 2021.

Mientras tanto, en Chicago las posiciones de mayor volumen operado en harina cayeron esta semana por debajo de US$ 390/tn.

Así, con previsiones preliminares de exportar más de 27 Mt de harina de soja en la venidera campaña 2023/24, las proyecciones ya sienten el impacto del recorte de precios.

A los valores vigentes al inicio de la siembra, la proyección de exportaciones de harina de soja superaba los US$ 14.560 millones.

No obstante, si se tomaran los precios actuales de exportación la harina de soja exportada podría estimarse en US$ 11.270 millones, lo que representa un recorte exportador próximo a los US$ 3.290 millones, imputable enteramente a la baja de precios.

Entre las causas que explican la caída de precio de la harina de soja, se menciona la perspectiva de la recuperación productiva en el país luego del desastre del año pasado, sobre todo considerando la larga tradición argentina como principal exportador mundial de harina de soja.

A lo anterior se le sumnr las alzas en la industrialización de Brasil y Estados Unidos, con China planteando un escenario de mediano plazo de menos demanda de harina de soja.

Finalmente, una posición neta muy vendedora por parte de los fondos de inversión, luego de rápidas y fuertes alzas de tasas de interés a nivel global, es otro de los factores de peso a la hora de explicar la merma de precios de este producto de exportación fundamental para el comercio exterior argentino.

back to top