IPA respaldó el proyecto para instaurar la Ley de Góndolas en Provincia de Buenos Aires

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, respaldó el proyecto de ley que el gobernador Axel Kicillof envió a la Legislatura bonaerense para crear la Ley de Góndolas en territorio provincial, que "busca regular el mercado de consumo masivo fomentando la competencia en góndolas bonaerenses, con el objetivo de promover a las Micro, Pequeñas, y Medianas Empresas (MiPyMES) de la provincia de Buenos Aires", según el argumento expresado en el mensaje enviado a los legisladores.

"Creemos que es muy importante que las Pymes industriales tengan la posibilidad de estar en el market share de los grandes supermercados, debido a que la concentración de las marcas de las grandes empresas no sólo excluye a los pequeños y medianos productores de alimentos, principalmente, sino que también le impide a la sociedad tener una mayor variedad de productos y mejores precios para afrontar momentos de incertidumbre económica, como el que estamos atravesando en este momento en el país", sostuvo Rosato.

El presidente de IPA destacó, además, la importancia de que las provincias "puedan tomar decisiones independientes del marco nacional, para que en sus territorios se pueda continuar con políticas de cuidado de la producción nacional, conjuntamente con el resguardo de la capacidad de consumo de la población". "Desde IPA estamos promoviendo distintas medidas que se pueden aplicar en las provincias para cuidar a la gente, como el establecimiento de controles técnicos para la importación, para se restablezcan controles de salubridad", dijo Rosato.

A nivel nacional, La Ley de Góndolas fue derogada por el presidente Javier Milei a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), en donde dispuso la desregulación de la economía argentina, que implicó la eliminación o la modificación de cientos de leyes. Bajo el mismo concepto de liberación de los mercados, la Secretaría de Comercio eliminó reglamentos técnicos sobre productos importados, que ya no tienen que atravesar por controles de calidad y salubridad y que IPA reclama que se restablezcan.

El gobierno bonaerense argumentó la necesidad de aprobar la ley de Góndolas bonaerense ante la ausencia de "marco normativo los programas de asistencia y fortalecimiento comercial". "En este estado de situación resulta necesario que el Estado Provincial asuma la responsabilidad de defender el trabajo y progreso de las y los bonaerenses, restableciendo en. el orden local un régimen legal que hasta su derogación venía generando un beneficio a la economía bonaerense, indispensable en el contexto actual", sostuvo el proyecto.

"El presente proyecto establece un mínimo de proveedores por categoría en las góndolas de los comercios, con el objetivo de asegurar la variedad de marcas y opciones disponibles para las y los consumidores, pero a la vez abrir el juego en ciertos rubros esenciales, como alimentos, bebidas, higiene personal, limpieza y textil, a nuevas empresas, fomentando la justa competencia", señaló.

Y, agregó: "A la vez el proyecto propone una cantidad mínima de PyMEs en las góndolas para la exposición y venta de sus artículos; y en ciertos casos de PyMEs Bonaerenses, así como topes máximos para la exhibición de productos de un proveedor y/o grupo económico. Estas reglas buscan fomentar la competencia en espacios donde existen prácticas desleales y también brindar oportunidades de crecimiento a los pequeños productores.

Según el proyecto de ley, los objetivos son: "Fomentar la armonía y el equilibrio entre los operadores económicos alcanzados por la ley, con la finalidad de evitar que se realicen prácticas comerciales que distorsionen el mercado y la competencia de oferentes; contribuir a que el precio y la variedad de los alimentos, bebidas, productos de higiene personal y limpieza del hogar sea transparente y competitivo, en beneficio de los consumidores; promover el crecimiento y desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas de la provincia de Buenos Aires; proteger y propiciar la inclusión comercial de productores artesanales, regionales y de la agricultura familiar, en particular a las Pequeñas Unidades de Alimentos Artesanales; y consolidar la identidad bonaerense a través de una mayor presencia de micro y pequeños proveedores en las góndolas de los diferentes canales de comercialización".

back to top