Se derrumba la industria textil, denuncian 42 despidos en Chaco y Catamarca

La sucursal de la localidad chaqueña de Fontana de la empresa Pampero, perteneciente al Grupo Cardón, cerró sus puertas ayer y hasta este mediodía una decena de trabajadores recibieron sus telegramas de despido, en tanto trabajadores de la empresa Nortextil, de Catamarca, denunciaron hoy el despido de cinco operarios.

En el caso de la empresa chaqueña del Grupo Cardón, fuentes gremiales consignaron que, hasta hoy, un total de diez trabajadores habían recibido telegramas de despido fundados en una supuesta "reestructuración", pero aseguraron que, ante el cierre de la planta, los despidos se extenderán a todos los trabajadores, con lo cual dieron por hecho que los restantes 27 operarios recibirán los telegramas en las próximas horas.

En diálogo con Télam, la delegada Lidia Bernal detalló que el sábado pasado la empresa informó a la totalidad de la planta que no abriría sus puertas el lunes, aunque sin mayores detalles.
"Somos 37 las familias que hoy nos quedamos en la calle y que debemos afrontar deudas y no tenemos como hacerlo", dijo Bernal quien adelantó que en las próximas horas podría realizarse una reunión con un representante de la empresa que venga desde Buenos Aires para discutir la indemnización.

Por su parte, el ministro de Industria de la provincia Gustavo Ferrer explicó que "el cierre de la empresa se da en el marco de una decisión empresarial y en un contexto nacional que nosotros no compartimos y lamentamos".

En este marco, en declaraciones a Radio Libertad, el funcionario detalló que, una vez que los trabajadores reciban las indemnizaciones, "vamos a trabajar con la Secretaría y con la Agencia de Empleo para lograr su reinserción laboral".

En tanto, en Catamarca, cinco operarios de la empresa Nortextil SA, ubicada en el Área Industrial El Pantanillo, en la zona sur de San Fenando del Valle de Catamarca, fueron despedidos.

El hecho fue denunciado por los trabajadores ante la Dirección de Inspección Laboral.

Los cinco trabajadores, quienes tenían una antigüedad de entre 3 y 26 años en la empresa Nortexti SA, denunciaron que la compañía "armó causas" en su contra "para así no pagar la indemnización que estos casos corresponde".
"Como motivo de los despidos nos ponen una falla en el tejido de pañuelos que generó una supuesta pérdida en la empresa de casi un millón de pesos", se quejaron los trabajadores, a través de fuentes sindicales.

En tanto, desde el gobierno de Catamarca, a través del ministerio de Producción, adelantaron que se ocuparán de la situación y que procurarán "contener a las familias afectadas y darles alguna solución temporaria".

back to top