“Hasta el FMI y Techint reclaman impulsar el mercado interno y aplicar aranceles para proteger el trabajo argentino”

El presidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), Marcelo Fernández, se refirió a las recientes declaraciones del subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), David Lipton, quien le advirtió al Gobierno sobre la necesidad de impulsar el consumo doméstico ante la incertidumbre que se vive en la economía mundial. Además, las grandes industrias locales se posicionaron a favor de aplicar aranceles, en línea con el reclamo de las PYMES. "Vamos a pedir de manera urgente que se convoque al diálogo con los sectores pymes", afirmó.

Luego de que el representante del FMI alertara sobre la importancia de dinamizar las economías locales en el marco de la caída del flujo de inversiones hacia la región, durante el panel de Perspectivas Económicas para América Latina junto con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, Marcelo Fernández destacó que “el Gobierno tiene que escuchar a las PYMES en lugar de obligarlas a que hagan ¨persianazos¨ o vayan a los medios a presentar estadísticas que demuestran la crisis del sector. “Vamos a elevar un pedido formal para que se convoque de manera urgente a una reunión con las Cámaras para buscar soluciones porque el pedido se ha generalizado a más sectores; primero fueron las PYMES, después las grandes industrias y ahora FMI quienes observan que el gobierno debe modificar el rumbo”, agregó.

En este sentido, durante su participación en el World Economic Forum, Lipton había señalado que frente a esa incertidumbre, lo que es de mayor importancia para América Latina es que se haga todo lo que sea posible en el ámbito nacional, al interior de cada país, para que sus economías se muevan y se fortalezca el crecimiento a largo plazo".

En otro orden, las compañías Siderca y SIAT del grupo Techint- y Tubhier elevaron un reclamo a las autoridades del Ministerio de Producción para que se implemente un arancel preventivo de 138,73% para equiparar el precio de sus tubos para gas con los importados de China. “La medida solicitada por las compañías se contradice con la afirmación del secretario de Comercio, Miguel Braun, que había dicho que las empresas deberían adaptarse a la quita de aranceles. Sería algo realmente muy grave que el gobierno acepte los pedidos de las grandes empresas e imponga aranceles, mientras ha levantado todas las barreras para los productos de las Pymes argentinas”, manifestó Fernández.

En esta línea, el presidente de CGERA recordó que la baja del arancel del 35% que regía sobre la importación de computadoras provocó una caída del empleo del 30% en el polo tecnológico de Tierra del Fuego. “Estas son medidas que deben ser entendidas como protectoras de la producción y el empleo nacional”, concluyó Fernández. 

back to top